mayo 2014 - innovacioneducativa

Monthly Archives: mayo 2014

  • 0

5 conceptos clave sobre los Certificados de Profesionalidad

Category : Anuncios , Blog

imagen0041. ¿Qué es el Certificado de Profesionalidad?

El certificado de profesionalidad es el instrumento de acreditación oficial de las cualificaciones profesionales del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales en el ámbito de la Administración laboral que acredita la capacitación para el desarrollo de una actividad laboral con significación para el empleo.

Un certificado de profesionalidad configura un perfil profesional entendido como conjunto de competencias profesionales identificable en el sistema productivo, y reconocido y valorado en el mercado laboral.

2. ¿Qué es una cualificación profesional?

Es el conjunto de competencias profesionales con significación para el empleo, adquiridas a través de un proceso formativo formal o no fomal, objeto de evaluación y acreditación, constituye una cualificación profesional.

Cada cualificación profesional puede subdividirse en unidades de competencia. Para su desarrollo, las unidades de competencia se asocian a módulos formativos. Los módulos conforman las ofertas de formación profesional del sistema educativo (ciclos de formación profesional de grado medio y de grado superior) y de la formación para el empleo (enseñanzas conducentes a la obtención de certificados de profesionalidad).

 3. ¿Quién expide el Certificado de Profesionalidad y cuál es su validez?

Los certificados son expedidos por el Ministerio de Trabajo, a través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). En Andalucía lo emite el SAE y tiene validez en todo el territorio nacional.

4. ¿Qué requisitos necesitas para poder acreditar tus competencias?

Tener la nacionalidad española, haber cumplido los 18 años de edad y tener experiencia laboral y/o formación relacionada:

  • Experiencia laboral: Justificar, al menos 3 años, con un mínimo de 2.000 horas trabajadas en total, en los últimos 10 años transcurridos antes de realizarse la convocatoria. Para las unidades de competencia de nivel I, se requieren 2 años con un mínimo de 1.200 horas.
  • Formación: Al menos 300 horas en los últimos 10 años. Para las unidades de competencia de nivel I se requiere al menos 200 horas.

Para las personas mayores de 25 años que reúna los requisitos anteriores de formación pero que no puedan justificarlos, podrán solicitar una inscripción provisional en el procedimiento. Para estudiar estos casos, las administraciones designan a unos asesores que emiten un informe positivo o negativo. Si es positivo, se procede a la inscripción definitiva.

5. ¿En qué consiste el procedimiento de evaluación y acreditación?

Una vez que el candidato se inscriba, se inicia propiamente el procedimiento, que se desarrolla en las tres fases siguientes:

  • Fase de Asesoramiento: En esta fase un asesor/a acompañará y aconsejará al candidato para preparar la documentación necesaria para la siguiente fase de evaluación.
  • Fase de Evaluación: En esta fase se trata de demostrar las competencias profesionales para las que se solicite la acreditación. Se emplearán los métodos de evaluación más apropiados a las características del candidato y en función de la unidad de competencia a evaluar.
  • Fase acreditación de la competencia profesional: En esta fase se expedirá una acreditación de cada una de las unidades de competencia que se hayan superado.

  • 0

La intervención comunitaria, sus estrategias y tecnicas

Category : Anuncios , Blog

La intervención comunitaria es un tipo de intervención social enfocada a la comunidad. Parte de la idea de que la comunidad tiene su propia fuerza reguladora, que ayuda al individuo a desarrollarse de forma integral en el contexto en el que está inmerso.
Dentro de las estrategias que se conjugan para poder llevar a cabo una intervención comunitaria, se debe considerar que cada situación estará estructurada con elementos propios, tales como, percepción de la comunidad, cultura, actitudes y a la vez, la situación en la cual se encuentra la comunidad.Lo más relevante antes de poder accionar una estrategia de intervención y hacerla operativa mediante una técnica, es saber, claramente la finalidad de nuestra intervención, la cual, es alcanzada con la optimización y desarrollo eficaz de las estrategias y técnicas de diagnóstico.

imagen003

En consecuencia a lo planteado, estamos en condiciones de entender que las estrategias tienen un carácter “focalizador” de las ideas de intervención, las cuales cual fueron evaluadas y analizadas en la etapa anterior de diagnóstico.
Dentro de las estrategias de intervención  hacemos mención a la Divulgación y/ sensibilización, promoción y motivación.

Cada una de estas estrategias se articulará en concordancia a la intencionalidad de la intervención ocupando técnicas que se ajusten a los requerimientos planteados, por ejemplo en una comunidad se evidencio tras el análisis y estructuración de un diagnostico problemas de participación y seguridad.
Para esto es menester articular una estrategia que vaya enfocada en la motivación de los vecinos,  y para esto es necesario recurrir a una técnica que sea capaz de reunir a una parte considerable de la población, para que de esta manera se cumplir con los objetivos trazados.
Dentro de las técnicas que se ofrecen o permiten desarrollar esta estrategia en tal situación, sería un operativo cívico, el cual reuniría una gama de servicios a la comunidad la cual estaría enmarcada en dar respuesta a la estrategia motivando a  la población con las actividades participativas aportando al derroque del problema de la participación comunitaria.


  • 0

Que la innovación no te suene a chino

Category : Anuncios , Blog

Todos los medios e instituciones tratan de hacernos ver que para triunfar, o sobrevivir, con nuestro proyecto emprendedor en la actualidad debemos ser innovadores. ¿Pero realmente puede mi proyecto ser innovador?

innovacion-concurso1-1024x768

Tradicionalmente todos tendemos a identificar la innovación, con la tecnología, los servicios avanzados, la informática, etc. Pero innovación hay de muchos tipos y no todos tenemos que ser Steve Jobs o Mark Zuckerberg para poder aplicar a nuestras ideas o negocios elementos que nos hagan diferentes de nuestra competencia o que nos ayuden sencillamente a hacer mejor, más rápido o más barato las cosas que ya hacemos sin necesidad de hacer grandes inversiones.

–       Podemos innovar en producto o servicios; Introduciendo en el mercado de nuevos (o significativamente mejorados) productos o servicios. Cambiando bastante las especificaciones técnicas, los componentes, los materiales, el software o en otras características funcionales.

–       O podemos cambiar la forma de fabricarlos, distribuirlos o gestionar los procesos.

–       Podemos también innovar en la organización de la empresa (gestión del conocimiento, formación, evaluación y desarrollo de los recursos humanos, gestión de la cadena de valor, reingeniería de negocio, gestión del sistema de calidad, etc.), en la organización del trabajo y/o en las relaciones hacia el exterior.

–       O podemos innovar en el Marketing; con la implementación de nuevos métodos de marketing, incluyendo mejoras significativas en el diseño meramente estético de un producto o embalaje, precio, distribución y promoción.

Pero sobre todo la podemos clasificar en innovación radical de algo totalmente nuevo y descubierto por el propio promotor, o una innovación disruptiva con la que bastaría en ofrecer algo que ya se usaba en otros lugares o para otras cosas y darles un nuevo uso que nos diferencie de nuestra competencia.

Y para muestra un botón, o mejor dicho un bote. Y es que ahora prácticamente todos los envases de salsa, mermeladas, o jabones para la ducha; los visualizamos guardados en el frigorífico boca abajo para que su delicioso contenido vaya poco a poco bajando hacia el dosificador y no se quede nada dentro del bote. Pues os imagináis la primera empresa que realizo tal “descubrimiento”.

Y como este muchos ejemplos de pequeños cambios que han dado una nueva vida a productos o servicios. Hay restaurantes innovadores que fueron pioneros en el reparto a domicilio; hay supermercados innovadores en los que podemos hacer nuestra compra on line; hay financiación innovadora que nos permite obtener recursos sin tener en cuenta a entidades de crédito tradicionales; e incluso nos podemos financiar sin dinero haciendo un trueque de nuestros productos por otros que nos hacen falta el dinero…

Así que no hace falta tratar de descubrir América en cada paso hacia delante que demos con nuestro proyecto, basta con dar pequeños pasos a abrir la mente, ser más creativos y pensar en que NO todo esta descubierto, y si lo está se puede mejorar con toda seguridad.

Creer en la innovación y no dar nada por hecho o aprendido; fomentarla en uno mismo y en nuestro equipo; y creer en un proceso de mejora continua que nos haga ser mejores a nosotros y nuestro negocio.

PD: Os habéis dado cuenta lo incomoda que sería nuestra vida sin un palo sujetando un trapo húmedo… sencillo verdad? Pues en Noruega no se venden fregonas.

Fuente: www.dip.uda.cl

 


  • 0

Descubre los 7 asesinos y los 7 motores de la Innovación

Category : Anuncios , Blog

Los 7 asesinos de la Innovación:

1. El miedo a la pérdida de la posición, poder, influencia, la reputación, la credibilidad, la utilidad; la incapacidad de creer en el propio potencial.
2. Intuir la posibilidad de que a corto plazo se generen recompensas políticas y económicas.
3. El pensamiento rígido, mecanicista, lineal, disfrazado de “ciencia“, la ignorancia en la psicología y del papel de las ideas y creencias en la creación de los fenómenos sociales.
4. El rechazo al pensamiento profundo al criticarlo como “intelectualizante” o “palabrería”; la adicción al pensamiento banal, poco profundo y la consiguiente parálisis que este provoca,
5. La departamentalización del pensamiento, los silos y el aferramiento a las estructuras sociales y profesionales imperantes, la preferencia por la conformidad versus la creatividad.
6. La resistencia a las nuevas ideas y a las perspectivas desconocidas si estas resultan (en apariencia) inconvenientes, sobre todo, para el sostenimiento de la estructura actual de nuestro modelo de funcionamiento, nuestra posición relativa, o por los conocimientos y saberes convencionales y pensamiento que asumimos posee el grupo al que pertenecemos.
7. La proyección de nuestros miedos personales cuando nos abrimos a colaborar, cuando nos centramos en el recuerdo de fracasos pasados a expensas de las posibilidades presentes y/o futuras. La tendencia o sesgo cognitivo orientado al pesimismo basado en la historia de los fracasos de otros.

imagen9

Los 7 motores de la innovación:

1. La disposición entusiasta a desafiar todos nuestro supuestos internos, creencias, visiones de mundo, puntos de vista, abriéndonos a la posibilidad de dejar de lado ideas redundantes y suposiciones anquilosadas; tener un agudo “insight” psico-social que nos permita percibir la raíz o el origen de los problemas sistémicos de la sociedad.
2. La orientación o libertad al fallo, la disposición a aprender haciendo y a hacer a través del aprendizaje.
3. La intención tenaz para crear un impacto duradero por sobre las recompensas seductoras del corto plazo, las soluciones tradicionales atractivas y la búsqueda casi obsesiva de oportunidades escalables.
4. Recompensar y celebrar la valentía y el riesgo por sobre la complacencia y la obediencia; el compartir experiencias de momentos inevitables cargados de ambigüedad y compartir también el miedo que emerge en cualquier viaje de descubrimiento en pos de nuevas ideas.
5. Balancear el enfoque orientado al proceso de producción con la inversión en una cultura innovadora que apoye la intuición, a través prácticas de diseño centrado en lo humano y el pensamiento de diseño.
6. Promover la humildad y respeto en la capacidad de la gente para resolver sus propios problemas, auto-organizarse y empoderarse y ganar autonomía.